El laminado de alta presión ó HPL (High Pressure Laminates) es un producto de alta tecnología que se fabrica a base de varias capas de fibras celulósicas, procedente de maderas jóvenes, totalmente renovables, tratadas con resinas fenólicas, añadiéndose a su vez una lámina de celulosa decorativa impregnada con resinas melamínicas termoendurecidas y una capa superficial translúcida (denominada Overlay).

 

La polimerización de las resinas termoestables, hace de éste, un material inerte, es decir, que no reacciona en presencia de otras sustancias químicas ni cambia su estructura al ser sometido a altas temperaturas.

 

El resultado de este proceso es la obtención de un material resistente, higiénico, antibactérico y tantas otras características que se detallan a continuación, sin perder por ello un alto efecto decorativo simulando a la madera ó a la piedra.

 

Las características del laminado HPL lo hacen comparable con la madera misma.

Este laminado está exento de los defectos e imperfecciones que naturalmente se encuentran en los productos de madera maciza, ya que cada laminado es uniforme y consistente.

Las encimeras elaboradas con HPL ofrecen siempre la misma excelente calidad.

 

De un árbol adulto solamente se puede aprovechar un 63% en madera sólida.

Los laminados HPL utilizan más del 95% de la fibra celulósica de árboles cultivados en bosques renovables.

 

Por lo tanto, se trata de un material óptimo para superficies donde haya un uso intensivo.

Por ejemplo: mesas, encimeras ó barras de cocina.

 

Gracias a este particular proceso, el laminado de alta presión ó HPL adquiere unas excepcionales características:

 

Superficie mate (escasa reflectancia)

 

Anti huella

 

Resistente a la fricción regular

 

Fácil de limpiar

 

No atrae el polvo

 

Alta resistencia al agua

 

Higiénico

 

Resistencia al impacto

 

Resistencia a los arañazos y a la abrasión

 

Propiedad anti bacterias

 

Alta resistencia a disolventes ácidos y reactivos para uso doméstico

  

Larga perdurabilidad del color y el acabado